Tag Archives: rugby

El magenta está de moda

23 Nov

El magenta está de moda en la Comunidad de Madrid. Al menos, si hablamos de rugby. Lo curioso es que el gusto por este color no lo ha impuesto un equipo de la región madrileña, sino un Rugby Ávila Club que lidera el grupo único de la Tercera División Regional de Madrid tras contar sus partidos por victorias en el comienzo del campeonato liguero.

Sin prisa pero sin pausa, el club magenta sigue dando pasos cortos pero firmes. Lejos quedan los años en los que un grupo de amigos quedaba para entrenar y pasar un rato jugando al deporte que los apasionaba. Su siguiente peldaño fue comenzar a disputar partidos amistosos. Ya en la 2013-2014, se inscribieron por primera vez en competición oficial.

Plantilla del Rugby Ávila Club temporada 2017-2018.

Tras aumentar su estructura como club, llegó la creación del equipo femenino y las categorías inferiores. El pasado curso se clasificó para la fase de ascenso por primera vez en su historia. Este año, quien sabe, los abulenses podrían optar a un ascenso de categoría que sin duda sería el mejor empujón para que el proyecto magenta siga creciendo.

El inicio en el campeonato doméstico de los de José Ignacio Romero no ha podido ser más esperanzador. Cinco jornadas, cinco victorias. La autoridad mostrada en cuanto a juego y resultados en la mayoría de los encuentros disputados hace ser optimistas en el futuro a corto plazo. Además, la buena marcha en el terreno deportivo puede ser un acicate para atraer patrocinadores y sumar adeptos a la grada.

Todo ello con un gran hándicap esta temporada: la mayoría de los equipos madrileños se están acogiendo a la norma que los permite disputar los partidos en su campo aunque jueguen como visitantes al ser los abulenses un club de otra comunidad autónoma. Pero ni este inconveniente parece estar haciendo mella en el conjunto magenta.

Aunque no todos los equipos están haciendo efectivo el derecho que los otorga esta regla, este próximo fin de semana los aficionados al rugby en la capital amurallada tampoco podrán disfrutar de este deporte en la Ciudad Deportiva. Jugando como local, el Rugby Club Ávila tendrá que viajar para medirse al CCVK Vallecas Rugby Unión este sábado 25 de noviembre a partir de las 16 horas en el Campo Polideportivo de la Luz de Tres Cantos.

Un paso más

19 Ene

El Rugby Ávila Club sigue dando pasos en su corta pero intensa historia. Al principio sólo quedaban para entrenar. Más adelante comenzaron a disputar partidos amistosos. En la temporada 2013-2014 empezaron a jugar en competición oficial. Luego llegó la creación de los conjuntos de las categorías inferiores y el equipo femenino.

Esta campaña se ha clasificado para la fase de ascenso por primera vez en su historia. Encuadrado en el Grupo A de la Tercera División Regional de Madrid, el conjunto magenta ha finalizado la primera fase de la competición en cuarta posición, clasificándose para la siguiente ronda. En ella, los cinco primeros de los dos grupos lucharán por subir de categoría en una liguilla a una sola vuelta.

rugby

Rugby Ávila Club jugará la fase de ascenso. (Foto: Vanessa Garrido, Diario de Ávila).

El Rugby Ávila Club ha cumplido el objetivo que se había marcado para esta temporada, donde la restructuración de los grupos ha supuesto un aumento del nivel deportivo de todos los equipos participantes. Esta circunstancia, unida a los cambios en la plantilla de los abulenses, con varias altas llegadas de las categorías inferiores y nuevos estudiantes de la ciudad amurallada y algunas bajas por motivos laborales, se notó en los resultados del inicio del campeonato.

Sin embargo, con el paso de las jornadas, los chicos de José Ignacio Romero fueron afianzando su estilo de juego, tanto en defensa como en ataque, y las victorias comenzaron a llegar, finalizando esta primera fase de la competición doméstica con siete triunfos y tres derrotas.

Para esta segunda fase del campeonato, el técnico magenta espera “un nivel muy fuerte y potente con equipos históricos de Madrid que ofrecerán un rugby de mucha calidad”, una circunstancia que “va a ser un reto para nosotros, para crecer como equipo, aprender de los rivales y dar lo mejor de lo que sabemos”.

El Rugby Ávila Club comenzará la segunda fase recibiendo al Preventia MAD Rugby Boadilla este sábado 21 de enero a las 16’30 horas en el campo de la Ciudad Deportiva. El resto de rivales en la lucha por el ascenso serán Complutense Cisneros Palito V, IEU Athletics Boadilla, Sanitas Alcobendas Rugby C, Jabatos Móstoles C.F., Arquitectura Rugby C, CRC Pozuelo C, AD. Ingenieros Industriales Las Rozas B y Liceo Francés C.

Ilusión en el ecuador

12 Ene

Como sucede al comienzo de cada año, el mes de enero marca el ecuador de las competiciones en lo que a deportes colectivos se refiere. Los principales representantes en baloncesto, fútbol o rugby afrontan la segunda vuelta en sus respectivas ligas en una situación, que a diferencia de temporadas anteriores, invita al optimismo en la mayoría de los casos, algo que es auténtico maná dentro del desierto por el que pasa el deporte abulense.

Si hablamos de ilusión, sin lugar a dudas, el Óbila Club de Básket es el conjunto que más ha generado tras disputarse el primer tramo de la campaña. Contra todo pronóstico, los de David Mangas son líderes de la Leb Plata y han logrado clasificarse por primera vez en su historia para la Copa, trofeo que jugará ante Marín Peixegalego en la ciudad amurallada el próximo 23 de enero.

Óbila-Lucentum Alicante 15-16

El Óbila disputará la Copa Leb Plata. (Foto: Diario de Ávila)

Los números de los verderones lo dicen todo. Diez victorias y sólo tres derrotas en la primera vuelta. Invictos en el CUM Carlos Sastre. Pero más allá de los logaritmos, destaca la sensación dejada por un equipo donde el bloque está por encima de las individualidades, auténtica clave de la buena marcha de una plantilla que, si mantiene los pies en el suelo, puede tener su techo más arriba de lo que la mayoría podíamos pensar hace unos meses.

Otro caso positivo lo encontramos en el Real Ávila. Si bien es cierto que el mínimo exigible a los encarnados es el regreso sí o sí a la Tercera División, la situación deportiva y extradeportiva vivida en los últimos años pone en valor su actual momento. Tras la salida de Luis Ortega y la llegada de Manu Sarabia al banquillo, la plantilla encarnada parece no haber notado el parón navideño y mantiene las mismas buenas sensaciones con las que despedía el año.

La goleada por 0-6 en los Salesianos ante el Bosco de Arévalo, dejaba a los abulenses en la segunda posición de la clasificación a sólo tres puntos del líder. Segundo equipo más goleador, con 37 tantos a favor, y conjunto menos goleado, con sólo 8 en contra, muestran la solidez de un club que parece haber tomado el pulso a la Primera División Regional de Aficionados, donde ha cerrado la primera vuelta con 12 victorias, 3 empates y 2 derrotas, números que de repetirse en la segunda auguran el regreso a categoría nacional en mayo.

El juvenil del Colegios Diocesanos ha sido otro de los que ha dado una alegría al balompié abulense. El título de campeón de invierno en el Grupo III de la Liga Nacional logrado por los chicos de Alberto Fernández Somoza, quién a principio de temporada se marcaba como objetivo la permanencia, invita al optimismo y hace ilusionarse al aficionado local con la posibilidad de que Ávila cuente la próxima campaña con un representante en División de Honor.

En el lado opuesto, encontramos a la Cultural Deportiva Cebrereña en Tercera División; al Bosco de Arévalo, Sotillo y Mombeltrán, en Primera División Regional de Aficionados; y a la Casa Social Católica, en la Segunda División femenina. Los de Pepe García se encuentran en puestos de descenso en el Grupo VIII, si bien las sensaciones dejadas sobre el terreno de juego por los verdiblancos, merecedores de más puntos que los que acumulan, hacen pensar que es factible que los de Cebreros puedan dar la vuelta a la situación.

Por su parte, tanto Bosco de Arévalo como Sotillo, situados en la zona baja, tienen por delante una segunda vuelta donde las puntuaciones indican que con mejorar algo sus números podrán lograr un año más la permanencia, una salvación que en el caso de Mombeltrán sería un auténtico milagro.

En cuanto a las chicas de Miguel Ángel Blázquez, situadas un punto por encima de los puestos de descenso en el Grupo V de la Segunda División, deberán mejorar sus registros en el segundo tramo de la temporada para seguir siendo un año más el equipo abulense que juega en la categoría futbolística más elevada.

Por último, Rugby Ávila Club iniciaba la segunda vuelta en la Cuarta División Regional de Madrid con una victoria y la declaración de intenciones por parte de los magentas de que aún tienen mucho que decir esta temporada. Tras un inicio inmaculado con cinco victorias consecutivas, que llevaron a los abulenses a lo más alto de la clasificación, cuatro derrotas consecutivas dejaban al RAC en la quinta posición de la tabla.

Invictus

11 Nov

Que el deporte abulense no pasa por un buen momento, es algo que nadie puede negar. El inicio de esta temporada tampoco está siendo muy esperanzador. Exceptuando el buen comienzo liguero del Óbila Club de Basket en la Leb Plata, el del Colegios Diocesanos en Liga Nacional juvenil y la regularidad que parece haber cogido el Real Ávila en busca de su regreso a la Tercera División, el resto del panorama deportivo podríamos describirlo, como dice la canción, con aquello de la vida sigue igual.

Sin embargo, un deporte parece gozar de buena salud y, paso a paso, está cimentando un proyecto que temporada tras temporada crece de manera exponencial. Me refiero al Rugby Ávila, un club que en su tercera temporada compitiendo en la Liga de Madrid parece haber conformado una plantilla amplia y con calidad con la que intentar dar el salto a una categoría superior.

Partido RAC 13-14

El RAC es líder en solitario. (Foto: Diario de Ávila)

Su inicio de campaña en la Cuarta División madrileña no podría haber sido mejor. Cinco partidos, cinco victorias. Rugby Alcorcón B, Tres Cantos, XV Hortaleza Verde, Club Atlético Rugby y Rugby Atleti Arquitectura han sido sus víctimas, un pleno de triunfos que ha dejado a los abulenses como líderes en solitario de la competición.

Queda mucha liga por delante, pero, como ya ha manifestado su presidente, Ezequiel Bengoechea, el objetivo para esta temporada debe ser el ascenso a la Tercera División, un paso ambicioso ante el que el club magenta se siente preparado tras haber consolidado su proyecto. Para lograrlo, el RAC fichaba para su banquillo al entrenador José Ignacio Romero, técnico madrileño que parece haber sentado de maravilla a los de la ciudad amurallada.

Pero los retos del Rugby Ávila Club no se centran únicamente en el equipo senior. Fruto del trabajo en los despachos iniciado en 2011, el club magenta puede presumir de contar con una Escuela, que poco a poco irá dando sus frutos a modo de cantera, y un equipo femenino, que cuenta ya en sus filas con más de una decena de jugadoras que esperan competir en liga regular el próximo curso.

Además, el RAC ha dado a conocer en la capital abulense un deporte desconocido para muchos, logrando que jornada tras jornada sea mayor el número de aficionados que se acercan cada quince días a ver los encuentros que disputan en la Ciudad Deportiva. Sin prisa, pero sin pausa, los éxitos que sigan llegando por parte de los magentas serán una buena noticia para la salud del deporte abulense.

Es lo que hay

4 Nov

Vivimos una época que nuestros bisnietos, bueno, los de aquellos que se atrevan a tener descendencia con la que está cayendo, conocerán como la de “es lo que hay”. Que uno estudió una carrera y dos máster para terminar trabajando en un restaurante de comida rápida por 500 euros, pues ya sabes, “es lo que hay”. Que otro pagó miles de impuestos para vivir en una prometida sociedad del bienestar, que lo sería si no fuera por el deterioro, y lo que queda, en enseñanza, sanidad, pensiones,…, pues ya se avisó, “es lo que hay”. O que algunos pocos han vivido a cuerpo de rey llevándoselo crudo, mientras que otros muchos pagaremos las copas de una fiesta a la que ni fuimos invitados, pues no protestes, “es lo que hay”.

El deporte, como parte de la sociedad, no es ajeno a esta situación. La consecuencia ha sido directa: merma en las condiciones y salarios de los deportistas; empeoramiento de las instalaciones; y un descenso en el número de equipos y aficionados. Todo este cúmulo de circunstancias, que se ha notado a nivel nacional y, como en otras parcelas, con mayor gravedad en la provincia abulense, ha llevado a que los que han sobrevivido no puedan más que pedir a sus fieles que aguanten; que sigan al pie del cañón sin apenas nada a cambio; que cómo se va a exigir más “si esto es lo que hay y gracias”.

Real Ávila-Colegios Diocesanos juvenil 14-15

Yo, que nunca fui conformista y siempre pensé que con `trabajo, trabajo y trabajo´ toda situación mejora, me he unido desgraciadamente a esa corriente del “es lo que hay”, a dejar pasar el tiempo conformándome “con lo que toca” sin luchar para cambiarlo, fruto, probablemente, del desengaño y la frustración que en los tiempos actuales azota a toda una generación, la cual, y ojalá me equivoque, pasará a ser conocida no como la ‘generación perdida’, tal y como nos habían dicho, si no, algo más dramático, como la ‘generación no vivida’, ya que al final, si uno no hace nada, pues no vive.

Por todo esto, desde hace algunos meses, mis entradas en este blog, donde, siempre desde el respeto y con el fin de ayudar a mejorar a través de la crítica constructiva, he sido duro en mis comentarios con aquello y aquellos que me parecía que no estaban haciendo las cosas como yo pensaba que debían hacerse, podrían calificarse como ‘light’.

Algunos de mis lectores, que además son amigos, me echan en cara que no dé más caña al Real Ávila tras perder tres partidos consecutivos en casa en el Grupo VIII de la Tercera División, recordándome como yo he visto pitar al equipo en el Adolfo Suárez tras empatar con el líder del Grupo I de la Segunda División B. Otros me recuerdan que no puedo calificar como éxito que un deporte de pabellón salga en la división de bronce nacional, cuando, otra hora, vibraba con otro que lograba títulos en la máxima categoría. O como algunos me apuntan que muchas de las líneas que aquí se escriben no han de estar dedicadas a quienes compiten, si no a quienes no están en la palestra deportiva y los motivos de su ausencia.

Todo esto, llevado a nuestro Real Ávila, Cultural Deportiva Cebrereña, Óbila, RAC, karatekas, tenistas o ciclistas, debe tener una lectura que, como la mayoría de situaciones en la vida, encontrará en el término medio la virtud. ¿Debemos exigir demasiado con la que está cayendo? Creo que no. ¿Debemos dejar pasar el tiempo sin ser críticos con la situación de los diferentes clubes y deportistas? Pues tampoco.

Entiendo que todos, y cuando digo todos me refiero a deportistas, entrenadores, directivos, aficionados y periodistas, debemos remar en la misma dirección y hacer un frente común donde la comprensión sea protagonista, por supuesto, pero en la que la crítica constructiva, el esfuerzo por mejorar y la ambición sean las mejores armas para luchar contra ese “es lo que hay”, cuyo final, no nos engañemos, no es otro que la desesperación total de todo.

Un deporte para todos

13 Oct

Nueva temporada, nuevas ilusiones, nuevos proyectos. Tras unas semanas de entrenamientos y la disputa de diferentes partidos amistosos de pretemporada, el Rugby Ávila Club iniciaba este pasado sábado su segunda campaña en la Cuarta Categoría de Madrid, un año en el que el conjunto abulense busca consolidar un proyecto que quiere ampliar su actividad más allá del equipo senior.

La creación de una Escuela de Rugby es una de las nuevas iniciativas en las que trabaja el RAC, tal y como explicó su presidente, Ezequiel Bengoechea, en la puesta de largo de la nueva temporada. Con ella, se lograría acercar este deporte a todas las edades, uno de los objetivos que ha perseguido el club de la capital amurallada desde su nacimiento.

Escudo RAC

En esta línea, el RAC realizará durante este año diferentes actividades por los colegios e institutos abulenses, así como un encuentro con unos 300 alumnos de 5º y 6º de Primaria el próximo mes de febrero, quienes aprenderán los entresijos de un deporte desconocido para muchos de la mano de los alumnos del Grado Superior de Animación de Actividades Físicodeportivas del Centro Integrado de FP de Ávila.

Las novedades llegarán también en la parcela deportiva, donde el cambio más significativo tendrá lugar en el sistema de competición. Tras la disputa de una liga regular a una vuelta, los doce conjuntos que componen la competición se dividirán en dos grupos, luchando los seis primeros por el ascenso y los seis restantes por evitar el descenso de categoría.

Junto al XV Hortaleza C, equipo ante el que el RAC sumaba su primera victoria de la temporada por 48-10, el resto de rivales serán Nuria RC, CR Tres Cantos, Big Mat Tabanera Lobos Segovia, Rugby Alcorcón, Alcobendas Rugby, Club Atlético de Rugby, CAU Madrid, AD Ingenieros Industriales Las Rozas Rugby, Jabatos RC y Airbús Aeronáuticos, muchos de ellos desconocidos para los abulenses tras el ajuste de grupos que se ha producido con la eliminación de la División de Honor B.

Con algunas caras nuevas, la plantilla del RAC trabaja actualmente a las órdenes de Nacho, jugador-entrenador, mientras se busca un técnico externo a los integrantes del club. El objetivo, con la incógnita todavía de ver cuál será el nivel del equipo, tras las altas y bajas producidas, y de los rivales, debe ser intentar acabar entre los seis primeros, como ya consiguiera la pasada temporada.

Además, la campaña de captación de jugadores continúa abierta, pudiendo acercarse a probar todos aquellos que lo deseen a cualquier entrenamiento, tienen lugar martes y jueves a partir de las 19,30 horas en la Ciudad Deportiva, así como la de socios, quienes nuevamente disfrutarán de diferentes descuentos con su carnet en los establecimientos de los patrocinadores.

Larga travesía por el desierto

25 Jun

Se avecinan años parcos informativamente hablando. Nos espera una larga travesía por el desierto. Si nos quedamos como estamos, no vamos mal. Estas son algunas de las frases sacadas de una conversación que, hace unos días, mantenía con dos compañeros de profesión en una red social con el deporte de Ávila como protagonista. La conclusión no pudo ser peor: el futuro es negro. Bueno, sí podría serlo: el futuro es muy negro.

Lejos quedan los años de vino y rosas donde los aficionados al deporte en la capital amurallada disfrutábamos de un Real Ávila asentado en Segunda División B; celebrábamos las victorias y títulos en las máximas competiciones nacionales y europeas del equipo de voleibol femenino de la Casa Social Católica; acudíamos a ver los partidos del Colegio Diocesano en División de Honor; vibrábamos frente al televisor las tardes de verano con las gestas de los Jiménez, Sastre o Mancebo en las tres grandes Vueltas; o perdíamos la cuenta de las medallas conseguidas por los karatekas y atletas locales.

Carlos Sastre Tour Francia 2008

De todo aquello, poco o nada queda. Quienes día a día seguimos la información deportiva a través de los medios de comunicación abulenses tenemos ante sí un panorama cada vez más dantesco. El secretismo en torno a un Real Ávila que, a día de hoy, no sabemos si existirá o no la temporada 2014/2015; declaraciones de los responsables del Óbila Club de Basket en las que dejan caer que salir a competir la próxima campaña en Leb Plata o EBA es poco más que una utopía; o noticias de dirigentes, de los pocos que quedan por estos lares, que quieren dar un paso a un lado y no encuentran relevo, caso de Ángel Sastre en la Cultural y Deportiva Cebrereña.

Sí a todo esto sumamos otros hitos acontecidos durante los últimos tiempos como la desaparición del balonmano; la eliminación del Circuito de Carreras Ecosport; la falta de acuerdo en el fútbol base, aquello de los ‘pequeños Reinos de Taifas’, que llevará a su autodestrucción por falta de unión entre clubes; o los problemas técnicos y económicos que encuentran aquellas disciplinas que intentan abrirse camino como el tenis o el pádel, solo se me viene a la mente aquello del “mejor apaga y vámonos”.

Que en mi opinión Ávila es una ciudad cuyos habitantes son poco aficionados al deporte local, sí. Que la crisis económica ha influido y ha hecho que ni aquellas empresas que siempre apoyaban puedan hacerlo, también. Que las infraestructuras de las que disponemos frenan a nuestro deporte y a nuestros deportistas, pues quizá.

Lo único cierto es que si esta sangría no cesa, si a quienes todavía nos preocupa que el deporte sea una vía más de desarrollo para la capital y su provincia nos ponemos las pilas y hacemos algo, ciertamente no se el qué, en no mucho tiempo, más pronto que tarde, tendremos que acudir a las hemerotecas cada vez que queramos conocer algo del deporte abulense.

Notable el primer curso

7 Abr

El pasado mes de octubre dábamos la bienvenida en este blog a un nuevo equipo en la capital amurallada, el Rugby Ávila Club. Tras disputar su primera temporada en competición federada, la Cuarta División de la Liga de Madrid, el balance no puede ser más positivo, siendo quizá el notable, tanto deportiva como extradeportivamente, la nota que ha sacado este proyecto en su primer año.

Ciñéndonos simplemente a los resultados, su cuarto puesto final en la clasificación, con un balance de doce victorias y seis derrotas, debe considerarse como muy bueno, más aún si tenemos en cuenta que el conjunto abulense ha estado en la zona noble de la tabla durante toda la campaña y con opciones de quedar en el podio final hasta la última jornada.

Partido RAC 13-14

Pero más allá de lo meramente deportivo, las victorias del RAC han llegado también en otras parcelas. La primera de ellas mira al futuro, pues la nueva estructura deportiva ha abierto sus entrenamientos, martes y jueves de 19,30 a 21,30 horas, a todos aquellos que quieran acercarse a la Ciudad Deportiva para comprobar si les pica el gusanillo del rugby, además de haber organizado diferentes torneos amistosos con el mismo fin.

Otro éxito del nuevo club ha llegado de la mano de las redes sociales, siendo Twitter y Facebook dos de los soportes más utilizados para dar a conocer su actualidad, y de los medios de comunicación locales, donde han logrado un hueco en las crónicas de cada fin de semana. Por otro lado, el club rosado trabaja día a día en los despachos con el fin de seguir sumando patrocinadores con los que continuar creciendo.

Por todo ello, la familia que conforma el Rugby Ávila Club debe estar orgullosa de los primeros pasos dados, que como en todo siempre son los más difíciles, y en su mente solo debe estar presente para la próxima temporada el objetivo de seguir asentando este nuevo proyecto deportivo.

Queridos Reyes Magos:

24 Dic

Hola Majestades. Soy ‘El deporte abulense’. Es la primera vez que escribo esta carta, pues siempre me he conformado con poquito, con muy poquito diría yo, y nunca he creído oportuno pedir más de lo que tenía. Sin embargo, este 2013 que vamos a dejar ha sido malo, bueno, realmente malo, bueno, rematadamente malísimo para mí y como me han dicho que vosotros convertís los sueños en realidad me he animado a haceros llegar algunas peticiones.

Para mi Real Ávila pido el ascenso a Segunda División B. Ya, lo sé, que si la empresa es complicada, que si la crisis, que si otros muchos también os lo pedirán, …, pero ésta es la undécima temporada en el grupo VIII de la Tercera División y pienso que ya nos toca ¿no?

Además, me gustaría volver a ver llenas las gradas del Adolfo Suárez; que las empresas de la ciudad apoyen al club; y que el equipo vuelva a estar presente en las conversaciones de las calles, de las oficinas, de las cafeterías,… Ahhh!!! Y el próximo año no quiero leer ni una noticia que hable de problemas económicos, de impagos a jugadores o de malas relaciones entre cuerpo técnico y afición.

vector_reyes_magos12

Sin dejar el fútbol, quiero pediros que la Cultural Deportiva Cebrereña se salve y que tampoco desciendan el Bosco de Arévalo, el Sotillo y El Tiemblo. También, espero no estar abusando de vuestra confianza, me gustaría más unión en el fútbol base abulense. En esta parcela, quizá sería bueno eliminar esos Reinos de Taifas que desde hace años impiden que podamos ver a un equipo de nuestra tierra en División de Honor y, con ello, remando todos en la misma dirección, volvamos a disfrutar de aquellos partidos jugados en la Ciudad Deportiva donde los rivales eran el Real Madrid, el Sporting de Gijón o el Deportivo de la Coruña.

En cuanto a mi Óbila os voy a pedir tres cosas. La primera, que el equipo se consolide en Leb Plata. La segunda, os rogaría que esa marea verde, que parece que últimamente se ha olvidado que los sábados hay partido en el Carlos Sastre, vuelva a superar el millar como lo hacía en San Antonio. Y la tercera, y ésta es muy importante, que no le ocurra al baloncesto lo mismo que al voleibol, donde hace algunos años pasamos de disfrutar de aquellas chicas verdinegras por Europa a ver la venta de su plaza en Superliga por apenas 60.000 euros, sí, creéroslo, por tan solo diez millones de las antiguas pesetas.

Mi siguiente deseo os va ser fácil realizarlo, pues en este terreno siempre hemos destacado y tenemos experiencia y materia prima para conseguirlo. Me gustaría que en las próximas temporadas los Diego Rubio, Víctor Martín o Sergio Hernández sean los herederos de los Jiménez, Sastre o Mancebo y sus victorias en las tres grandes vueltas ciclistas ocupen horas de televisión, entrevistas en la noche radiofónica y primeras páginas en la prensa deportiva.

No me quiero despedir sin olvidarme y solicitaros también que los éxitos se extiendan al fútbol y fútbol sala femenino, al kárate, al atletismo, al rugby, al tenis, al pádel, a la hípica, a la gimnasia rítmica, al golf, al motor, a la natación, al ajedrez, al tenis de mesa, al Pedro Pascual, al Fútbol 7, a los Juegos Escolares,…

¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014!!!

Uno más en la familia

1 Oct

El nacimiento de un club siempre es motivo de alegría, doble alegría, diría yo, si el parto tiene lugar en la provincia abulense, donde no estamos precisamente sobrados de representantes en las distintas modalidades deportivas que tienen lugar en nuestro país.

En este contexto, el Rugby Ávila Club debutaba el pasado fin de semana en competición oficial, un hito cosechado gracias al trabajo, esfuerzo y apuesta personal que durante los dos últimos años han realizado los amantes de este deporte en la capital amurallada.

Primero, quedaban para entrenar. Luego, empezaron a disputar amistosos con equipos de provincias limítrofes. Finalmente, el pasado sábado, iniciaron su andadura en la 4ª División Regional de Madrid.

Rugby Club Ávila 13-14

Los pasos dados han sido firmes gracias al tesón de unos pocos: jugadores, directiva, patrocinadores, colaboradores y socios. Sin embargo, su llegada se produce sin apenas ayudas, sin una estructura que los apoye, con unas instalaciones de aquella manera, algo que no sorprende a quienes conocemos los entresijos del deporte por estos lares.

Hockey, tenis, pádel o gimnasia rítmica son algunas de las modalidades en las que estas características han estado presentes en los últimos proyectos que han visto la luz gracias al empeño de unos cuantos, quienes han dejado en el camino parte de su tiempo y su dinero para que éstos sigan con vida. Otros, voleibol o balonmano, también lo hicieron, hasta que ya no pudieron más.

El estreno del Rugby Club Ávila no pudo ser más positivo. Victoria por 5-12 ante el Madrid Barbarians B en el campo Puerta de Hierro de Madrid. El encuentro, marcado por una intensa lluvia, se decantó para los visitantes gracias a dos ensayos y una transformación de los abulenses.

CR Majadahonda, Rugby Alcorcón, CR Valdemoro, Alcobendas Rugby Club, AD Ingenieros Industriales Las Rozas Rugby, Airbús Aeronáuticos B, CR Tres Cantos B y XV Hortaleza C serán el resto de rivales a lo largo de la temporada.

La próxima cita, ante el CR Tres Cantos B, también será lejos de la capital amurallada. El debut en casa tendrá lugar el 19 de octubre en el campo de la Ciudad Deportiva.

Suerte y larga vida…