Archivo | 9:19 am

Arriba el telón

24 Ago

Se acabaron las pruebas. Tras seis semanas de intensa pretemporada para su puesta a punto, los veinte equipos que conforman el Grupo VIII de la Tercera División comienzan este fin de semana una campaña que se presume apasionante por el nivel de los participantes. Un curso más, Real Ávila Club de Fútbol y Cultural Deportiva Cebrereña serán los dos representantes de la provincia abulense en categoría nacional.

Bajo el lema ‘Un equipo, una ciudad’, el Real Ávila debutará ante la Arandina, uno de los gallitos del fútbol castellano y leonés que descendía la pasada temporada de la Segunda División B, en el estadio municipal Adolfo Suárez. La intención es empezar con buen pie una campaña en la que los encarnados quieren volver a instalarse entre la clase alta del Grupo VIII de la Tercera División y recuperar el protagonismo que tuvo en otras épocas.

Nueva temporada para Real Ávila y Cultural Cebrereña en el Grupo VIII de Tercera División. (Foto: Deportesavila.com).

Para lograr este objetivo, el conjunto de la capital amurallada ha cambiado al inquilino de su banquillo, donde César Jiménez toma el relevo de José Manuel Jimeno; ha mantenido el bloque de la pasada temporada, con las renovaciones de Julen, Chispi, Garrido, Josito, Mamadou, Llorián, Jesús Sánchez, Roa, Isma, Javi de Mesa, Rubén Ramiro, Roberto, Edu e Iván Vila; y se ha reforzado el fin de dar un salto de calidad a su plantilla, con los fichajes de Oli, Raúl Arroyo, Jota, Modia, Piscu, Domenech, Diallo Aladji Issa y Etienne Wala Zock.

Por su parte, la Cultural Deportiva Cebrereña comenzará su quinta temporada consecutiva en categoría nacional rindiendo visita al Burgos Promesas 2000. El objetivo de partida de los de Cebreros es lograr la salvación sin las apreturas de cursos anteriores. Para conseguirlo, el conjunto verdiblanco repite la fórmula con la que ha logrado el éxito anteriormente: hacer un bloque con jóvenes promesas del fútbol abulense de las que Pepe García debe sacar el máximo rendimiento. No lo tendrán fácil en un año donde los verdiblancos han perdido nombres importantes como Juan, Juankar, Jota o Piru.

Equipos históricos como Real Ávila, Zamora y Real Burgos; conjuntos con plantillas hechas para lograr el ascenso como Unionistas de Salamanca, Atlético Astorga, Arandina y Salmantino; clubes clásicos en el grupo castellano y leonés como La Virgen del Camino, Sporting Uxama, Atlético Bembibre, Cristo Atlético, Atlético Tordesillas, Numancia B, La Bañeza y Almazán; y equipos que lucharán hasta el último minuto para quedarse en la categoría como Cultural Deportiva Cebrereña, Bupolsa, Burgos Promesas 2000, San José y Becerril, tienen por delante treinta y ocho jornadas para lograr los objetivos marcados en cada caso. El nivel de los participantes presume un año apasionante en el Grupo VIII de la Tercera División. Arriba el telón. Que empiece el espectáculo.