Poco, tarde y mal

29 Nov

El problema de la carencia de instalaciones deportivas en Ávila y su provincia es un mal endémico. La cosa viene de lejos. Su solución no parece verse en un horizonte muy cercano. Se trata de una enfermedad crónica donde su construcción, en el caso de las nuevas que son necesarias, y su mantenimiento, en de las ya existentes, se podría definir con ese refrán tan castellano que reza “poco, tarde y mal”.

La situación siempre ha sido precaria, pero los últimos acontecimientos la han vuelto insostenible. Lo sucedido en el campo de hierba artificial de Sancti Espíritu; la pérdida de la piscina cubierta de la zona sur de la capital amarullada; el aspecto de las gradas y las pistas de atletismo de la Ciudad Deportiva; o el estado del césped del estadio municipal Adolfo Suárez son sólo cuatro gotas que han colmado un vaso que hacía ya tiempo estaba al límite de su capacidad.

sancti-espiritu

Estado actual del campo de hierba artificial de Sancti Espíritu. (Foto: Lola Órtiz, Diario de Ávila).

Ante los últimos acontecimientos, como suele suceder, encontramos múltiples reproches entre los diferentes actores implicados, pero soluciones reales pocas o ninguna. Además, las únicas medidas que se ponen en práctica no son fruto de un proyecto deportivo municipal realista que miré a medio y largo plazo, si no que se tratan de unos parches que intentan solucionar la situación de manera transitoria y que además son puestos por aquellos pocos a los que todavía les interesa que el deporte sea una parte importante de la sociedad abulense.

El por qué se ha llegado a esta situación tiene diferentes motivos y explicaciones. El primero, la falta de interés que los representantes políticos y empresariales han tenido siempre hacia el deporte en la capital y la provincia abulense. El segundo, que es consecuencia del anterior, ha sido la falta de inversión para la creación de nuevas infraestructuras y el abandono absoluto en el cuidado de las ya existentes, antes que había dinero, porque había otras prioridades, y ahora que no lo hay, por las mismas razones.

Pasaron unos cuantos años hasta que los abulenses podamos contar con una nueva piscina cubierta. Mientras tanto, con suerte, tendremos que hacinarnos en las calles de las piscinas de El Seminario o la Escuela de Policía. Pasaran unos cuantos años hasta que se resuelva el problema de Sancti Espíritu o el Adolfo Suárez. Mientras tanto, con suerte, los clubes seguirán haciendo encaje de bolillos para poder entrenar y disputar sus encuentros con un mínimo de condiciones. Pasaron unos cuantos años hasta que los atletas tengan unas instalaciones dignas donde entrenar y disputar sus competiciones. Mientras tanto, con suerte, siempre pueden volver a realizar su preparación física en el parque de San Antonio como sucedía hace 40 años.

Por desgracia, ya sabemos cuál será el resultado en cuanto a las infraestructuras deportivas abulenses. Nadie espera que la situación se revierta en los próximos meses. Pocos creen que el remedio se encontrará en los próximos años. Los damnificados serán los de siempre: los deportistas y los clubes. Quizá antes de que aparezca una salida, estos ya se habrán cansado de promesas incumplidas y hayan arrojado la toalla, dejando a la ciudad huérfana del poco deporte que a día de hoy todavía se puede llevar a la boca.

Anuncios

3 comentarios to “Poco, tarde y mal”

  1. candeleda noviembre 30, 2016 a 12:49 pm #

    todo lo que dices está bien,pero comparado con las instalaciones que tenemos en la provincia,sois un centro de alto rendimiento.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Adiós 2016, bienvenido 2017 | Zona Mixta Abulense - diciembre 21, 2016

    […] situación de las instalaciones deportivas ha sido la auténtica cruz deportiva del año que se despedirá la próxima semana. Nunca es que […]

  2. Espíritu olímpico | Zona Mixta Abulense - marzo 9, 2017

    […] Juegos Olímpicos es un logro alcance de unos pocos elegidos. Hacerlo desde una provincia donde el deporte ha sido maltratado históricamente tiene doble mérito. Fueron dos atletas, ambos saltadores, Santiago Moreno y Ángel Hernández, los […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: