Cara y cruz

23 May

El balompié abulense ha echado el cierre a la temporada 2015/2016. Y como en todo fin de ciclo es el momento de hacer balance. En resumen, podemos decir que ha habido de todo como en botica. Ascensos esperados y otros que han sido una sorpresa para muchos; permanencias logradas con más o menos sufrimiento; y descensos que no entraban en los planes de sus protagonistas cuando se inició el curso el pasado mes de septiembre.

Una de las alegrías ha llegado de la mano del Real Ávila. No por esperado, y quizá obligado por la entidad del club encarnado, el regreso a la Tercera División pierde importancia, por lo que debe considerarse como un éxito. A pesar de que los números que han permitido al conjunto de la capital amurallada proclamarse campeón del Grupo A de la Primera División Regional de Aficionados puedan indicar lo contrario, el camino no ha sido fácil.

Real Ávila-Bosco de Arévalo 15-16 (1)

El Real Ávila regresa al Grupo VIII de la Tercera División (Foto: Lola Ortiz, Diario de Ávila).

Una plantilla corta, un inicio titubeante, el cambio de entrenador y la dificultad para generar recursos económicos en la división regional ponen en valor el regreso a categoría nacional, mínimo exigido para un club como el Real Ávila. Contra todos estos condicionantes, los encarnados han tenido en los jugadores su mejor aval. Desde el principio, los futbolistas supieron entender dónde estaban, se adaptaron a las circunstancias y bajaron al barro cada siete días con una profesionalidad y una disposición dignas de elogios.

También hay que destacar el trabajo realizado desde el banquillo. Se debe reconocer tanto el mérito de Luis Ortega, que formó la plantilla y cimentó las raíces del grupo, como de Ángel Becerril, que supo respetar la base que encontró y sumar su impronta. Sus números le han hecho ganarse la renovación, al igual que la de buena parte del grueso del equipo. Ahora, la decisión está en manos de los nuevos dueños, que desde este lunes deben comenzar a trabajar en lo que será el futuro Real Ávila. Tiempo habrá de ir analizando sus movimientos.

Otro de los clubes que tiene motivos para sonreír este año ha sido el Colegios Diocesanos. Su temporada ha sido redonda. Su equipo senior ha logrado el ascenso a Regional gracias a una campaña casi perfecta. Además, el equipo juvenil, que arrancaba con el objetivo de lograr la permanencia en la Liga Nacional, ganaba el campeonato y lograba con ello subir a División de Honor, categoría en la que no competía ningún abulense desde hace más de dos décadas.

Ambos éxitos deben ser beneficiosos para el fútbol abulense. Pueden ser un punto de partida para unir y no para separar. Sería una torpeza no aprovecharlo, aunque no soy muy optimista en este sentido. ¿Se impondrán una vez más los Reinos de Taifas con sus intereses particulares por encima del bien común del balompié local? Como en todo, el tiempo dará y quitará razones y pondrá a cada uno en su sitio.

En el apartado de permanencias encontramos a la Cultural Cebrereña, el Bosco de Arévalo, el equipo de fútbol sala femenino Eclipse y los conjuntos que competían en la Regional juvenil (Zona Norte, Real Ávila y Colegios Diocesanos B). Los verdiblancos han firmado su mejor clasificación histórica en Tercera División. Tras una muy mala primera vuelta, bien es cierto que más de resultados que de juego, los de Pepe García supieron no perderle la cara a la competición y firmaron una segunda vuelta con números de play off, lo que se ha traducido en lograr la salvación sin los apuros de temporadas pasadas. El premio será repetir en categoría nacional el próximo curso.

En cuanto al Bosco de Arévalo, los de Aitor Muñoz han cumplido con lo esperado y repetirán en la división regional en la 2016/2017. Su irregularidad en algunas fases del campeonato y la falta de gol le han impedido acabar algún puesto más arriba en la clasificación. Por su parte, el Eclipse Ávila ha realizado una campaña magnífica. Su sexta posición final en el grupo castellano y leonés de fútbol sala femenino debería tener una mayor atención por parte de los medios de comunicación y de ayuda y colaboración por parte de los patrocinadores. Sería la mejor manera de reconocer su trabajo y esfuerzo.

Para otros, la moneda ha salido cruz esta temporada. El femenino de la Casa Social Católica, Mombeltrán, Sotillo, y los equipos cadete e infantil del Real Ávila han perdido la categoría, pudiendo ser sustituidos estos dos últimos por Casa Social Católica y Colegios Diocesanos, respectivamente, que se encuentran disputando la fase de ascenso. El descenso de las verdiblancas significa la pérdida del conjunto abulense de mayor categoría, la Segunda División femenina. Las bajas que han sufrido a lo largo de la temporada y los malos resultados en casa han sido una losa demasiado pesada. Además, su descenso arrastra a su filial, que un año más había logrado la permanencia en Regional. Que su paso por esta categoría sea solo un viaje de ida y vuelta sería la mejor noticia.

Tampoco han conseguido mantenerse en la Primera División Regional de Aficionados ni Mombeltrán ni Sotillo. Los primeros, se vieron obligados a retirarse de la competición al término de la primera vuelta, entre otros motivos, por los problemas económicos que suponía no haber podido adecuar su campo municipal y tener que disputar sus encuentros en Lanzahíta. Los segundos, han sido muy irregulares a lo largo del año. Han sufrido además tres cambios en el banquillo, que se han traducido en unos malos resultados que los han condenado. Sin embargo, el movimiento de ascensos y descensos puede darlos una oportunidad de lograr en los despachos la permanencia que no han logrado alcanzar en los terrenos de juego.

Anuncios

5 comentarios to “Cara y cruz”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Craso error | Zona Mixta Abulense - junio 1, 2016

    […] habían mostrado en diferentes redes sociales su deseo de que el conjunto de la capital amurallada renovara al entrenador que había devuelto al equipo a la Tercera División. En mi opinión, la decisión, respetable por supuesto, es un error por diferentes […]

  2. Nuevo capitán encarnado | Zona Mixta Abulense - junio 15, 2016

    […] Finalmente, José Manuel Jimeno Roldán (Madrid, 1973) ha sido el nombre elegido para dirigir el proyecto del club encarnado en su regreso al Grupo VIII de la Tercera División, una noticia que llegaba esta semana junto a las renovaciones de jugadores, los primeros fichajes y […]

  3. Una temporada más | Zona Mixta Abulense - julio 4, 2016

    […] sólo lo consiguió esa campaña, sino que el técnico abulense repitió el éxito en la 14-15 y la 15-16. Anteriormente, el hito de mantener a un conjunto de la provincia abulense en Tercera División tan […]

  4. Fútbol, fútbol y más fútbol | Zona Mixta Abulense - agosto 10, 2016

    […] no acaba aquí la oferta sobre los terrenos de juego. Los equipos de los principales municipios abulenses en la Liga Provincial; las diferentes ligas […]

  5. Adiós 2016, bienvenido 2017 | Zona Mixta Abulense - diciembre 21, 2016

    […] cabe destacar en el mundo del balompié la salvación del Bosco de Arévalo, la buena temporada del conjunto de fútbol sala femenino del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: