Archivo | noviembre, 2015

Las reinas del gol

25 Nov

En ocasiones, los árboles no dejan ver el bosque. En la prensa deportiva local solemos leer, escuchar y ver multitud de noticias que hablan del Real Ávila, la Cultural Deportiva Cebrereña o el juvenil del Colegios Diocesanos. Sin embargo, los medios no dedican, no dedicamos, el espacio suficiente que quizá merece el equipo que juega en la categoría futbolística más elevada, concretamente, el conjunto femenino de la Casa Social Católica.

Casa Social Católica femenino 15-16

Once inicial de la Casa Social Católica en el campo de La Solana. (Foto: C.H. Yuste)

Desde hace más de una década, las verdinegras militan en la Segunda División. En una provincia donde el deporte rey está como está, contar un equipo en la categoría de plata del fútbol español debería de tenerse más en cuanta. La causa de esta falta de reconocimiento no está en la escasa atención a dicho club en sí, sino que el porqué habría que encontrarlo en una sociedad española donde el deporte femenino siempre ha sido el patito feo.

La vertiente femenina del deporte del balompié en España está aún muy lejos de su hermana masculina. Las futbolistas profesionales que viven de este negocio se cuentan con los dedos de una mano. Las empresas tampoco lo ven claro a la hora de invertir su dinero en patrocinios y publicidad. El público en los estadios está a años luz del que asiste a los encuentros de hombres. La repercusión en los medios de comunicación es casi nula.

Esta temporada, la Casa Social Católica se hacía con los servicios del ex jugador abulense Miguel Ángel Blázquez Rodríguez, conocido futbolísticamente como Michel, para el banquillo. Aunque el inicio de campaña no fue el esperado, dos derrotas y un empate, tres victorias lejos del Manuel Sánchez Granado parecen haber dado a las verdinegras la tranquilidad necesaria tras situarse en la zona media de la tabla clasificatoria.

Un año más, las abulenses se marcan como objetivo la permanencia tras ser encuadradas en el Grupo V junto a rivales de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, si bien desde el club se espera no pasar los apuros de la temporada pasada. Para ello, las chicas de Michel no deben dejar escapar tantos puntos en casa como en la 14-15, algo que hasta el momento no están logrando, tras sumar solamente 2 de los 15 puntos disputados como local.

Invictus

11 Nov

Que el deporte abulense no pasa por un buen momento, es algo que nadie puede negar. El inicio de esta temporada tampoco está siendo muy esperanzador. Exceptuando el buen comienzo liguero del Óbila Club de Basket en la Leb Plata, el del Colegios Diocesanos en Liga Nacional juvenil y la regularidad que parece haber cogido el Real Ávila en busca de su regreso a la Tercera División, el resto del panorama deportivo podríamos describirlo, como dice la canción, con aquello de la vida sigue igual.

Sin embargo, un deporte parece gozar de buena salud y, paso a paso, está cimentando un proyecto que temporada tras temporada crece de manera exponencial. Me refiero al Rugby Ávila, un club que en su tercera temporada compitiendo en la Liga de Madrid parece haber conformado una plantilla amplia y con calidad con la que intentar dar el salto a una categoría superior.

Partido RAC 13-14

El RAC es líder en solitario. (Foto: Diario de Ávila)

Su inicio de campaña en la Cuarta División madrileña no podría haber sido mejor. Cinco partidos, cinco victorias. Rugby Alcorcón B, Tres Cantos, XV Hortaleza Verde, Club Atlético Rugby y Rugby Atleti Arquitectura han sido sus víctimas, un pleno de triunfos que ha dejado a los abulenses como líderes en solitario de la competición.

Queda mucha liga por delante, pero, como ya ha manifestado su presidente, Ezequiel Bengoechea, el objetivo para esta temporada debe ser el ascenso a la Tercera División, un paso ambicioso ante el que el club magenta se siente preparado tras haber consolidado su proyecto. Para lograrlo, el RAC fichaba para su banquillo al entrenador José Ignacio Romero, técnico madrileño que parece haber sentado de maravilla a los de la ciudad amurallada.

Pero los retos del Rugby Ávila Club no se centran únicamente en el equipo senior. Fruto del trabajo en los despachos iniciado en 2011, el club magenta puede presumir de contar con una Escuela, que poco a poco irá dando sus frutos a modo de cantera, y un equipo femenino, que cuenta ya en sus filas con más de una decena de jugadoras que esperan competir en liga regular el próximo curso.

Además, el RAC ha dado a conocer en la capital abulense un deporte desconocido para muchos, logrando que jornada tras jornada sea mayor el número de aficionados que se acercan cada quince días a ver los encuentros que disputan en la Ciudad Deportiva. Sin prisa, pero sin pausa, los éxitos que sigan llegando por parte de los magentas serán una buena noticia para la salud del deporte abulense.