Archivo | enero, 2015

Premios sin premiados

20 Ene

La Asociación Abulense de la Prensa Deportiva (AAPD) reconocerá este viernes a todos aquellos que durante 2014 llevaron el nombre de la capital amurallada y su provincia por la geografía española con sus éxitos en las diferentes modalidades deportivas. Será la cuadragésimo segunda edición de la Gala Provincial del Deporte Abulense, cuyo objetivo, un año más, será poner en valor unos triunfos, que al igual que sucede en otros sectores económicos y sociales, parecen costar el doble de esfuerzo que en otros lugares.

Mientras escribo este artículo me pongo en la piel de mis compañeros que organizan dicho evento. Lo primero que se me viene a la cabeza es la dificultad que cada temporada deben tener a la hora de elaborar la lista de premiados. Como ya he comentado en esta ventana con anterioridad, lejos quedan los años de las grandes gestas ciclistas; de los triunfos y ascensos en los deportes colectivos; o de los éxitos individuales en modalidades como el atletismo o el kárate. De aquello, poco o nada queda y, lo que es peor, la sensación de no ver visos de mejora ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo, sino todo lo contrario.

untitled

Sin embargo, esta falta de notoriedad de nuestro deporte a nivel local, nacional e internacional, no ha restado ni un ápice de interés durante los últimos años al encuentro organizado por la AAPD. Sus miembros han sabido contrarrestar esta situación con una galas de gran calidad, tanto en su puesta en escena como en el caché de los protagonistas que han logrado atraer edición tras edición. Iker Casillas, portero del Real Madrid; Paco Jiménez, ex miembro del cuerpo técnico de la Selección Española; o Carlos Sastre, ganador del Tour de Francia en 2008, han sido algunos de los que han acompañado a los deportistas abulenses en su gran día.

Los premios de esta edición recaerán en los karatecas Luis García, quien formó parte en el Campeonato del Mundo de Bremen (Alemania) y el Europeo de Tampere (Finlandia), y Karen Jiménez, quien participó en el Europeo Sub’21 de Lisboa (Portugal) y fue bronce en el Nacional absoluto; en los practicantes de kikcboxing Miguel Ángel López Gil, medalla de plata en la World Cup Austrian Classic y en la Irish Open y participante en el Mundial de Boxeo Francés en Roma, y Laura Vicente, quien compitió en el Campeonato del Mundo de boxeo francés en Roma y en pruebas de la World Cup; en el tirador con arco Gonzalo Sánchez Ferrero, subcampeón de España de tiro con arco, bronce en el Nacional en sala y presente en el Campeonato del Mundo en Croacia; en el motociclista Josué Moreno, tras competir en la European Júnior Cup; en el atleta Alberto Sánchez Pinilla, cuarto en los 3.000 en los Juegos Iberoamericanos en Brasil y en los 5.000 del Nacional; en el ciclista Noel Martín, que, junto a Carlos González, fue campeón del Mundo de ciclismo adaptado en la prueba en línea en la modalidad de tándem; en la gimnasta Mónica Hontoria, preparadora física del equipo nacional de gimnasia rítmica campeón del Mundo en el ejercicio de mazas; y en la tenista Paula Arias, bronce con la selección sub’14 en la Summer Cup en Italia y en la Winter Cup celebrada en la República Checa.

La AAPD también realizará menciones especiales a Sergio Barroso (pesca), Alberto San Segundo (automovilismo), Antonio Cembellín (tenis), Jesús Cenalmor (tenis), Sonsoles Barba (atletismo), Esther Blázquez (voleibol), Francisco Mancebo (ciclismo) y José Antonio de Segovia (ciclismo) por sus diferentes éxitos deportivos. Además, el tradicional Premio Valores Humanos ‘Julio Gómez Alcalde’ recaerá en Víctor Sastre por su reconocida y decisiva labor en la promoción del ciclismo en nuestra provincia y se tributará un homenaje a título póstumo a Francisco de San Miguel López Sanz, responsable de la Delegación Provincial de Baloncesto desde 1990 hasta 2012, por toda una vida ligada al deporte de la canasta.

Por último, el Palacio de Exposiciones y Congresos Lienzo Norte, que acogerá la gala a partir de las 20,30 horas de este próximo viernes 23 de enero, será el escenario de dos homenajes más. El primero, al equipo de voleibol del Caja de Ávila-Casa Social Católica en un año, este 2015, en el que se cumplen los 20 años desde que el conjunto verdinegro conquistara la Copa de la Reina de voleibol en Torrelavega. El segundo, será para Carlos Soria con motivo del XXV aniversario de su primer ‘ochomil’, el Nanga Parbat, tras el cual ha logrado hacer cima en otros diez, solo restándole tres de las cimas más altas del Mundo por conquistar.

Sin margen de error

13 Ene

Finalizada la primera vuelta en el Grupo VIII de la Tercera División, Real Ávila y Cultural Deportiva Cebrereña tienen ante sí la oportunidad de enderezar su rumbo en el segundo tramo de la competición desde el próximo domingo. Su objetivo, en ambos casos, será permanecer un año más en categoría nacional. Para ello, tienen por delante 19 partidos o, lo que es lo mismo, 57 puntos.

Tras un primer asalto en el que, como publicaban este martes mis compañeros de Diario de Ávila, un suspenso y un aprobado son las notas que se puede dar a los de la capital y la provincia abulense, respectivamente, ambos conjuntos se enfrentan a una situación en la que no hay margen de error; en la que no se puede fallar más; en la que cada equivocación tendrá menos tiempo para ser enmendada.

DSC_8864 copia

Esta máxima es mayor en el caso del club encarnado, después de una primera vuelta de la que pocos análisis positivos se pueden hacer. Doce puntos, fruto de dos victorias y seis empates, y tan sólo nueve goles a favor, han dejado ante sí un panorama más que crítico, muy crítico, por el cual, ni los más pesimistas, hubieran apostado el pasado mes septiembre.

Aunque las matemáticas y el fútbol, a priori, tienen poco ver, en este caso, las cuantas son muy claras. El Real Ávila deberá realizar una segunda vuelta con números de equipo de play off de ascenso. Sin más. Esto, pasado a limpio, significa que con menos de 32 puntos en la misma, el descenso a la Primera División Regional será una realidad.

Da igual lo bien o mal que se ha hecho hasta ahora. No hay tiempo para lamentarse del inicio tardío de la pretemporada. Ya es tarde para analizar si ha sido bueno o no el cambio de entrenador. No podemos perder ni un minuto más en debatir si el excesivo número de jugadores que han pasado por el vestuario del Adolfo Suárez es una de las causas de esta mala primera vuelta.

Como diría Luis Aragonés, ya solo vale una cosa. Ganar, ganar y ganar. Y después. Ganar, ganar y volver a ganar. Con los que hay. Con los que estamos. Tras varias crisis económicas en las que el Ávila no ha logrado contar con el apoyo de la sociedad abulense, en todos sus sentidos, quizá sea una crisis deportiva como la actual, llámenme iluso, la que vuelva a hacer que equipo y ciudad sean un frente común, como antaño, como me han contado que era aquellos que me enseñaron lo que representan estos colores. Quién sabe, por raro que parezca, si éste será el empujón que necesita el Ávila para renacer de sus cenizas.

En el caso de los verdiblancos, las cuantas son más claras. Si los de Cebreros repiten logaritmos en este segundo round, quizá sea necesario sumar algún punto más, seguirán una temporada más en el grupo castellano y leonés.

Tras un espectacular inicio, los de Pepe García han sido penalizados, a efectos clasificatorios, por el elevado número de empates que han cosechado. Esto ha significado que el equipo sea actualmente el que marque la zona de salvación a pesar de llevar sólo ocho derrotas, mismo número que la mayoría de los conjuntos que transitan por la zona tranquila de la tabla.

La sensación de que muchas de esas ‘equis’ se hubieran decantado del lado cebrereño con un poquito más de acierto en los metros finales, hacen mirar con optimismo el desenlace liguero. Para que así sea, los culturalistas deberán seguir esa máxima, similar al ‘partido a partido’ del Cholo Simeone, que ha defendido su entrenador desde que cogiera el equipo hace cuatro temporadas: saltar al campo sin creerse inferiores a nadie y sabedores de que, dando el cien por cien en cada acción, en cada balón, pueden vencer a cualquiera de sus rivales.