Archivo | septiembre, 2014

Consolidarse para seguir creciendo

17 Sep

La Cultural y Deportiva Cebrereña ha comenzado una nueva aventura en Tercera División. Los verdiblancos afrontan su quinta temporada en el Grupo VIII, segunda consecutiva. Al frente de la nave volverá a estar Pepe García, técnico con el que lograba por primera vez en su historia la ansiada permanencia en categoría nacional.

El inicio no podía haber sido mejor: dos victorias y un empate. Además, aparte de los resultados obtenidos, las sensaciones dejadas en el terreno de juego por los de Cebreros invitan al optimismo. El objetivo, como se ha encargado de dejar muy claro el míster abulense durante estas tres primeras jornadas para evitar excesos de confianza, es la permanencia, si es posible con menos apuros que en la 2013-2014.

Cebrereña-La Virgen del Camino 14-15 (1)

La fórmula para repetir el éxito será la misma que el curso pasado: trabajo, trabajo y más trabajo. Los ingredientes para llevarla a cabo también se copian de la campaña anterior: jóvenes jugadores abulenses junto a otros ‘veteranos’ de la categoría, caso de los Jerays, Jota, David Franco o Piru. La clave para conseguirlo ya la conocen: ir partido a partido con humildad y respeto ante los rivales, pero saltando siempre al césped con la convicción de que, haciendo las cosas bien, no son inferiores a ningún rival.

Por lo visto estas primeras semanas de competición, la Cebre parece que ha sabido salvar uno de los principales escollos que se le presentaba: la pérdida de sus dos máximos goleadores, David Terleira y Aitor. Que el gol es lo más importante en el fútbol, además de lo más caro, es una máxima que toma mayor importancia según se baja de categoría.

Para solucionar el problema que habían dejado la marcha de estos dos jugadores, los verdiblancos han encontrado una doble solución. Primero, con la incorporación de Juli, máximo realizador con el Colegios Diocesanos en Liga Nacional juvenil y que con tres goles perece haberle sentado como un guante la nueva categoría, y, segundo, con el aumento de protagonismo en zona de ataque de Súper, un futbolista llamado a dar un paso al frente y ser uno de los referentes en el vestuario este año.

Como viene siendo habitual en el conjunto de la provincia abulense, su afición será un año más ese jugador número doce que ayude a resolver muchos partidos en El Mancho. Mirandés B, Gimnástica Segoviana, Salamantino y Palencia Balompié serán las próximas piedras de toque, rivales de altura que servirán para calibrar el nivel de esta Cebrereña, que tiene ante sí la oportunidad de consolidarse como uno de los conjuntos habituales del Grupo VIII.

Este muerto está muy vivo

3 Sep

Habrá fútbol en el Adolfo Suárez esta temporada. Aunque decir esta frase en el mes de septiembre hubiera sido considerada como una auténtica perogrullada los últimos noventa años, este verano ha sido noticia, una gran noticia, quizá la mejor que hemos recibido los aficionados al deporte en la capital amurallada.

Me cuentan, “muy buenas fuentes” como decimos en este mundillo del periodismo, que el equipo se ha salvado sobre la bocina, muy sobre la bocina, más incluso de lo que todos pensamos. Por ello, quiero dar las gracias en esta ventana a varios de los artífices de lo que podríamos denominar como el “milagro encarnado”.

Presentación equipación 14-15 (1)

Gracias a Ángel Javier Hernández Pindado, pues el exportero abulense ha sido uno de los que se ha empeñado en buscar una alternativa cuando todo parecía perdido. Gracias a Miguel Ángel Ramírez, presidente de la U. D. Las Palmas, ya que dos de sus empresas, Seguridad Integral Canaria y Ralons Servicios, han aportado como patrocinadores el dinero necesario para que el proyecto siga adelante. Gracias a Juan Rodríguez ‘Juanito’, exjugador de la Selección Española y de equipos como el Zaragoza o el Atlético de Madrid, quien aceptaba el reto de ser el nuevo gerente del club y dar viabilidad deportiva y económica a algo inviable, valga la redundancia, hace apenas tres semanas. Y gracias a quienes durante este verano no han dejado de luchar, cada uno desde diferentes parcelas, para que “el Ávila”, como cariñosamente nos referimos a la entidad quienes la seguimos, continúe su camino.

En el lado contrario, encontramos a aquellos que no han de recibir precisamente flores en estas líneas. Este selecto grupo incluye, en primer lugar, a los actuales dueños del club. Lejos de asumir la responsabilidad adquirida cuando hace dos veranos se hacían con las riendas del Real Ávila, su actitud, reprochable, muy reprochable, ha sido la de dejar pasar el tiempo para que fuera otro, un juez en este caso, el que pusiera fecha y hora para el funeral, sin dar en ningún momento la cara ante los socios y abonados, sus auténticos jefes, que no se les olvide, para explicar lo que estaba sucediendo.

Tampoco han de ser los elogios para el tejido empresarial abulense. Quede claro de antemano, que cada uno con su dinero hace lo quiera y lo invierte donde le dé la gana, faltaría más, pero su respuesta ante la enésima llamada de SOS del club ha sido la de siempre, ninguna. Que tengan que venir de fuera para sacar las castañas del fuego en tu casa es algo que a mí, personalmente, me sonrojaría.

Aun así, tienen ante sí la oportunidad de aportar su pequeño granito de arena, me consta que algunos ya lo están haciendo, y no quedarse una vez más de brazos cruzados, los cuales, eso sí, abren gustosamente cuando, GRACIAS AL REAL ÁVILA, la ciudad se llena de clientes potenciales llegada la fase de ascenso a Segunda B.

En este sentido, también me gustaría resaltar que la llegada del capital y del equipo de trabajo canario acaba con esa eterna leyenda urbana que reza aquello del “yo entraría si no fuera por los que están…” Ya no hay excusas para ayudar, para colaborar en lo que se pueda, pues quienes ahora están, buenos o malos, eso el tiempo lo dirá, no tienen rencillas con nadie. Acaba de esta manera una farsa, se viene abajo esa excusa que tanto y tanto daño ha hecho, no solo al deporte, sino al resto de parcelas de la sociedad abulense.

Sobre lo deportivo, tiempo tendremos de ir analizándolo a lo largo del curso, pues ahora, la única nota que podemos poner es la de sobresaliente. Un ‘cum laude’ otorgado al equipo simplemente por saltar el pasado sábado al terreno de juego soriano de la Ciudad Deportiva Francisco Rubio con apenas quince días de entrenamiento, doce jugadores y un grupo de juveniles completando la convocatoria. Ahhh!!! Por si no lo saben, en este choque se sumó un punto, espero que el primero de muchos. Que empiece el espectáculo, pues, como diría la película, “este muerto está muy vivo”…