Archivo | febrero, 2014

Sí se puede

17 Feb

Invicta en 2014, con dos victorias y cuatro empates en los últimos seis partidos, la Cultural y Deportiva Cebrereña ha salido de los puestos de descenso del grupo VIII de la Tercera División. Esta circunstancia, anecdótica a estas alturas de temporada, pues será en el mes de mayo cuando los verdiblancos han de estar fuera de la zona caliente de la clasificación, debe servir al conjunto de la provincia abulense para creer en su permanencia en categoría nacional.

Tras la derrota en casa ante el Real Valladolid B a mediados de diciembre, donde los de Pepe García ya ofrecieron una imagen ante el líder que no se reflejó en el resultado, dos triunfos, ante Estructuras Tino y Atlético Bembibre, y cuatro empates, cosechados frente a Becerril, Racing Lermeño, La Bañeza y Santa Marta, deben ser motivos suficientes para pensar que los de Cebreros llegarán vivos al tramo final de la temporada.

Santa Marta-Real Ávila 13-14 (45)

La racha de su delantero David Terleira, que ya se encuentra entre los máximos goleadores del grupo castellano y leonés; el buen momento de Yerais en la portería, donde no pudo estar gran parte de la primera vuelta por lesión; o la confianza que la plantilla va tomando tras ver reflejado su trabajo en los resultados, algo muy importante si tenemos en cuenta que muchos de ellos son debutantes en la categoría, son otros de los motivos de optimismo a los que se agarra la parroquia cebrereña.

Como en sus tres anteriores experiencias en Tercera División, la permanencia es el objetivo. Para ello, Pepe García ha mantenido el bloque de futbolistas abulenses con el que consiguió el ascenso la pasada temporada, entre los que destacan Abel, Jota, Súper o Javi Pérez. Además, el técnico abulense ha sabido cubrir las bajas de hombres importantes, como las de Barrera o Piru, por jugadores con experiencia, caso de los ex encarnados David Franco o Mario.

Con catorce encuentros por disputar, cuarenta y dos puntos en juego, la Cebre mantiene intactas sus opciones de permanencia. Para conseguirla, los de Cebreros deben trabajar para continuar sumando de tres en tres, sin mirar la clasificación ni pensar más allá del siguiente domingo, y saltando al terreno de juego en cada choque siendo consciente de que, haciendo las cosas bien, no es inferior a ningún equipo. El próximo rival, el Atlético Tordesillas. Partido a partido, la salvación es posible.

Mercado de invierno

6 Feb

Aurelio Gurrea Chalé es la última incorporación del Real Ávila. No es un fichaje en el mercado de invierno. Tampoco es un nuevo entrenador. Se trata del administrador concursal de la entidad. Su llegada no ha sido una decisión de la directiva, sino que su aterrizaje se produce de la mano de María Carmen del Peso Crespos, titular del Juzgado de lo Mercantil de Ávila, tras solicitar el conjunto de la ciudad amurallada el Concurso Voluntario de Acreedores.

Este abogado malagueño será el encargado de hacer viable un proyecto económico y deportivo con el que reducir la deuda del equipo encarnado. En una entrevista concedida a Diario de Ávila, Gurrea Chalé se ha mostrado optimista ante el futuro del Ávila, incluso describiendo como “un fracaso absoluto” la posibilidad de que finalmente hubiera que proceder a la liquidación de la Sociedad Anónima Deportiva.

Aurelio Guerra Chale, administrador consursal

“Creo que hay materia prima para poder salir adelante”, “La documentación se ha llevado de una manera desastrosa”  o “La gente si trabaja debe cobrar” son algunos de los titulares que el administrador concursal ha dejado en sus primeras declaraciones. Además de la buena predisposición que se desprende de sus palabras, otro motivo para la esperanza es su experiencia en este campo, pues ha sido el responsable de llevar otros concursos como, por ejemplo, los de Aguas de Fontedoso S.L., Club Rácing Portuense o Estepona.

Durante los próximos meses, sus decisiones marcarán el destino del club. Pero él no será el culpable de la desaparición o no de 90 años de historia futbolística en la capital amurallada. Como ya he señalado en anteriores entradas, el futuro del Real Ávila está en manos de los abulenses, quienes deben, debemos, dar motivos al recién llegado para creer en un desenlace positivo.

La primera oportunidad la tienen, la tenemos, este próximo domingo con la visita de la Gimnástica Segoviana. En el clásico, las viejas gradas del Adolfo Suárez deben presentar una buena entrada, pues el número de espectadores en el choque ante el eterno rival será un termómetro de las ganas, muchas o pocas, que la ciudad tiene de fútbol.