Archivo | diciembre, 2013

Queridos Reyes Magos:

24 Dic

Hola Majestades. Soy ‘El deporte abulense’. Es la primera vez que escribo esta carta, pues siempre me he conformado con poquito, con muy poquito diría yo, y nunca he creído oportuno pedir más de lo que tenía. Sin embargo, este 2013 que vamos a dejar ha sido malo, bueno, realmente malo, bueno, rematadamente malísimo para mí y como me han dicho que vosotros convertís los sueños en realidad me he animado a haceros llegar algunas peticiones.

Para mi Real Ávila pido el ascenso a Segunda División B. Ya, lo sé, que si la empresa es complicada, que si la crisis, que si otros muchos también os lo pedirán, …, pero ésta es la undécima temporada en el grupo VIII de la Tercera División y pienso que ya nos toca ¿no?

Además, me gustaría volver a ver llenas las gradas del Adolfo Suárez; que las empresas de la ciudad apoyen al club; y que el equipo vuelva a estar presente en las conversaciones de las calles, de las oficinas, de las cafeterías,… Ahhh!!! Y el próximo año no quiero leer ni una noticia que hable de problemas económicos, de impagos a jugadores o de malas relaciones entre cuerpo técnico y afición.

vector_reyes_magos12

Sin dejar el fútbol, quiero pediros que la Cultural Deportiva Cebrereña se salve y que tampoco desciendan el Bosco de Arévalo, el Sotillo y El Tiemblo. También, espero no estar abusando de vuestra confianza, me gustaría más unión en el fútbol base abulense. En esta parcela, quizá sería bueno eliminar esos Reinos de Taifas que desde hace años impiden que podamos ver a un equipo de nuestra tierra en División de Honor y, con ello, remando todos en la misma dirección, volvamos a disfrutar de aquellos partidos jugados en la Ciudad Deportiva donde los rivales eran el Real Madrid, el Sporting de Gijón o el Deportivo de la Coruña.

En cuanto a mi Óbila os voy a pedir tres cosas. La primera, que el equipo se consolide en Leb Plata. La segunda, os rogaría que esa marea verde, que parece que últimamente se ha olvidado que los sábados hay partido en el Carlos Sastre, vuelva a superar el millar como lo hacía en San Antonio. Y la tercera, y ésta es muy importante, que no le ocurra al baloncesto lo mismo que al voleibol, donde hace algunos años pasamos de disfrutar de aquellas chicas verdinegras por Europa a ver la venta de su plaza en Superliga por apenas 60.000 euros, sí, creéroslo, por tan solo diez millones de las antiguas pesetas.

Mi siguiente deseo os va ser fácil realizarlo, pues en este terreno siempre hemos destacado y tenemos experiencia y materia prima para conseguirlo. Me gustaría que en las próximas temporadas los Diego Rubio, Víctor Martín o Sergio Hernández sean los herederos de los Jiménez, Sastre o Mancebo y sus victorias en las tres grandes vueltas ciclistas ocupen horas de televisión, entrevistas en la noche radiofónica y primeras páginas en la prensa deportiva.

No me quiero despedir sin olvidarme y solicitaros también que los éxitos se extiendan al fútbol y fútbol sala femenino, al kárate, al atletismo, al rugby, al tenis, al pádel, a la hípica, a la gimnasia rítmica, al golf, al motor, a la natación, al ajedrez, al tenis de mesa, al Pedro Pascual, al Fútbol 7, a los Juegos Escolares,…

¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014!!!

Doble o nada

11 Dic

Vaya por delante que el fútbol no son matemáticas. Que reconozco, que en el mundo del balompié, dos más dos no siempre son cuatro. Y que hasta acepto que las estadísticas están para romperlas. Sin embargo, un año más, dos premisas se cumplirán en el grupo VIII de la Tercera División cuando llegue el mes de mayo: quien tenga más de 70 puntos, casi seguro jugará el play off a Segunda División B, y quien obtenga menos de 35, probablemente descenderá a Regional.

Estos datos, pasados a limpio, significan dos cosas para el Real Ávila y la Cultural Deportiva Cebrereña. La primera, que han de sumar al menos seis de los nueve puntos que restan por disputarse en la primera vuelta, y la segunda, que como mínimo han de repetir sus números en el segundo tramo de la competición si quieren cumplir los objetivos marcados por ambos conjuntos.

Real Ávila-Cebrereña 13-14 (6)

En el caso de los de la capital amurallada, Santa Marta de Tormes y Almazán, lejos del Adolfo Suárez, y Atlético Tordesillas, en casa, son los rivales a los que se enfrentarán para cerrar la primera vuelta. Todo lo que no sean tres victorias, que dejarían a los encarnados con 36 puntos en su casillero, se traduciría en sacar la calculadora demasiado pronto.

Además, algún tropiezo llevaría implícito realizar una segunda vuelta de más de 40 puntos, números de campeón de liga. Esto es factible si analizamos la composición de la plantilla encarnada, pero poco probable si nos basamos en la irregularidad mostrada por el equipo en este primer tramo, principalmente como visitante, la cual, en mi opinión, ha venido dada más por problemas extradeportivos que deportivos.

Por su parte, los de la provincia abulense recibirán al Real Valladolid B y al Racing Lermeño en El Mancho y viajarán hasta tierras palentinas para medirse al Becerril. Al igual que en el caso del Ávila, no sumar entre seis y nueve puntos, más teniendo en cuenta que dos de los rivales son directos, dejaría a los de Pepe García en una situación muy complicada.

Sin embargo, si logran al menos un par de triunfos, los verdiblancos han de ser positivos a la hora de afrontar la segunda vuelta del campeonato, pues si se tienen en cuenta los puntos que se han escapado en los últimos minutos de algunos choques, no es descabellado pensar que el segundo tramo de la Cebre pueda ser mejor que el primero.