Más por menos

21 Oct

El Óbila Club de Basket ha iniciado una nueva temporada en la Leb Plata. Será la quinta consecutiva en la categoría de bronce del baloncesto nacional. Un año más, los verderones se marcan como objetivo la permanencia.

La salvación debe servir para continuar consolidando un proyecto que nacía en el verano de 2001 y que no ha parado de crecer paso a paso, algo que no es poco botín para los tiempos que corren.

Para lograr este fin, los abulenses han apostado por un hombre de la casa para el banquillo, David Mangas, quien deberá sacar el máximo rendimiento a una plantilla con talento y futuro; pero excesivamente joven, lo que puede ser un arma de doble filo a lo largo del curso.

Óbila Club de Básket

Tras dos años de convenio con Baloncesto Fuenlabrada, por el cual los madrileños aportaban el entrenador y el cincuenta por ciento de los jugadores y los abulenses hacían las veces de filial de los del sur de Madrid, el Óbila vuelve a volar en solitario en una época donde la incertidumbre económica también está presente en el mundo de la canasta.

Como ocurriera la temporada pasada, las altas exigencias federativas para salir a competir se han traducido finalmente en una liga compuesta solamente por trece equipos, un número demasiado corto que va en detrimento de la emoción y el espectáculo.

Otro de los centros de batalla al que tendrá que hacer frente la directiva será un mal endémico que sufren muchos aficionados al deporte en la capital amurallada y que se repite cada cierto tiempo. Al igual que sucediera en su día con el fútbol en Segunda B o el voleibol femenino en Superliga, el paso de los años en una misma categoría hace que se pierda el interés por ésta y se retiré el apoyo, tanto económico, por parte de las empresas, como deportivo, con un descenso en el número de abonados.

A pesar de todo esto, los aficionados al baloncesto tendrán nuevamente cada quince días una cita para apoyar a su equipo en el Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre y disfrutar de un espectáculo de cierto nivel, de esos que, tristemente para los que nos gusta el deporte, contamos con los dedos de la mano por estos lares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: