Ahora o nunca

17 Sep

Después del año en el infierno que el Real Ávila vivió en el grupo VIII de la Tercera División la pasada temporada, los encarnados pueden presumir de estar en lo más alto de la clasificación tras la disputa de las cuatro primeras jornadas del campeonato. En apenas unos meses, el club encarnado ha logrando revertir una situación crítica que llevaba más camino de funeral que de bautizo.

Al conjunto de la ciudad amurallada se le pidió un equipo competitivo, y ha cumplido. Se le criticó la ausencia de una cabeza visible, a quién socios y medios de comunicación peguntasen todo aquello que hubiera que preguntar, y David Rueda parece ser el elegido. Se le reprochó su falta de presencia en redes sociales, y esto ya está solucionado. Y se le censuró su escaso filing con diferentes instituciones, y da la sensación de que la relación con las fuerzas vivas de la ciudad y la provincia va por buen camino.

Ahora, ¿debe él pedir algo a la sociedad abulense? Sí. ¿El qué? Apoyo y ayuda. ¿A quién? A ciudadanos y empresas. En los tiempos que corren, pedir ayuda para un club concreto, que además es gestionado por una Sociedad Anónima Deportiva, puede parecer insolente y hasta de mal gusto. Sin embargo, soy de aquellos que piensa que el dinero destinado al deporte nunca es un gasto y si una inversión, más si cabe en un país donde el balompié es el rey, por lo que el éxito de uno, el Real Ávila, se traduciría en beneficios para muchos, la sociedad abulense.

Real Ávila-Almería B Play Off 08-09 (13)

El primer paso tiene que producirse en las gradas. No puede ser, y ojalá me equivoque, que el líder de la categoría vaya a jugar el próximo fin de semana ante no más de 450 espectadores, los de siempre, los que no han abandonado nunca el barco.

Ya no hay escusas. El buen arranque en liga es una razón de peso para que la afición vuelva a engancharse a ‘su Ávila’ y ambos formen un tándem que pueda hacer que al menos, aunque solo sea durante dos horas cada domingo, la ciudad se olvide de su situación actual de depresión producida por la crisis económica y sueñe con algo bonito en el Adolfo Suárez.

El segundo, se debe dar en las empresas. Lo sé. Quizá no sea el momento. Pero si no, ¿cuándo lo será? Toda crisis es tiempo de oportunidades y una de ellas debe buscarse a través del patrocinio deportivo en camisetas, paneles en ruedas de prensa o publicidad en sus instalaciones, con la consiguiente repercusión a nivel local y regional que conseguirán las marcas a través de los medios de comunicación.

No es cuestión de pedir mucho a unos pocos, pues aunque quisieran, quizá no podrían darlo, pero si un poco a muchos. De esta unión saldrá la fuerza y el apoyo suficiente para que el proyecto crezca con unos futbolistas que atraerán a más público; con más público que atraerá a más patrocinadores; y con más patrocinadores que atraerán nuevamente a más jugadores, volviendo al principio y cerrando un círculo que crecerá en torno a una sola certeza: El Real Ávila será lo que los abulenses quieran que sea.

Anuncios

Una respuesta to “Ahora o nunca”

  1. Patxi Ramírez septiembre 21, 2013 a 12:49 pm #

    Excelente , gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: