Volver a empezar

11 Jun

Barakaldo fue el escenario del punto final de la temporada futbolística 2011/2012 del Real Ávila C.F., una campaña cuya nota debe ser el sobresaliente a pesar de que la localidad vasca se une a la lista negra de los play off de ascenso junto a Oviedo, Egües, Valencia, Alcalá de Henares y Mancha Real. ‘Los sueños, sueños son’ era el titular con el que mi amigo y compañero Alberto Sánchez titulaba su crónica en Diario de Ávila, unas palabras cargadas de contenido, pues la sensación del regreso a la categoría de bronce del fútbol español parece más una ilusión que una realidad cimentada en un proyecto deportivo y económico que a día de hoy es una utopía en el conjunto encarnado.

Seis presidentes, cuatro entrenadores y cerca de un centenar de jugadores en los últimos siete años son algunos de los números que componen la realidad del equipo de la ciudad amurallada, datos a los que se suma la falta de apoyo de los patrocinadores y su número de socios, situado en torno a unos 400 fieles que se resisten a abandonar y dejar a la deriva un barco que lleva navegando durante los últimos 89 años.

Una vez más, mientras mis lágrimas empezaban a aflorar con el pitido final en Lasesarre, en mi cabeza comenzaba a dar forma el pensamiento que cada año tengo por estas fechas: que si se hubiera cerrado la plantilla en tiempo y forma quizá ésta habría sido la buena; que si la directiva hubiera transmitido más tranquilidad y transparencia a jugadores y técnicos quizá ésta habría sido la buena; o que si a los fichajes acertados de este año se hubieran podido unir a los del año pasado quizá ésta habría sido la buena. Un quizá que nuevamente llega tras nadar contra viento y marea para volver a morir cuando parecía que tocábamos con los dedos la orilla de la Segunda División B.

Image

¿Y ahora qué? se pregunta el periódico local este lunes y muchos, bueno en realidad unos pocos, ese es uno de los problemas y ojalá me equivoque con esta afirmación, que como yo volveremos en septiembre a la vieja grada del Adolfo Suárez sin importarnos el proyecto, los dirigentes, el rival, la categoría o la fase de la temporada en la que se encuentre nuestro Ávila, una pregunta cuya respuesta tiene varios frentes abiertos.

El primero de ellos se sitúa en el ámbito institucional. Con un dueño cansado de poner dinero, que lo puso, al César lo que es del César, el próximo mes debe ser clave en una venta sobre la que cada día que pase será una piedra más que se ponga en el camino de la 2012/2013, temporada que a priori será dura, muy dura, en un grupo VIII donde habrá demasiados gallos en el corral. No sé si será Gestión Deportiva Abulense, Atletas Usa o Citanito Gómez quien tome las riendas del club abulense, pero sí sé que quién lo haga deberá dar mucho, en todos los sentidos, a cambio de poco o nada.

El segundo se encuentra en la parcela deportiva. La continuidad de José Luis Diezma debe ser prioritaria tras lo demostrado esta campaña como máximo responsable técnico y una realidad que ha de cerrarse lo antes posible. Además, el técnico madrileño tiene que contar con las herramientas suficientes para realizar una plantilla a su modo, gusto y manera y en la que la continuidad de nombres como José María, Javi, Cabezudo, Chiqui, Trujillo, Peña, Pito o Gustavo deben tener un sitio, algo sobre lo que también tengo muchas dudas de que pueda ser así.

El tercero y último se centra en la afición, con las mismas o mayores dudas que el punto anterior. Si como este año la media de espectadores durante la liga regular vuelve a situarse en torno a los 350 el ascenso volverá a ser eso, un sueño. Sin embargo, con que un 30 por ciento de los 3.500 que han asistido durante las últimas semanas al municipal abulense decidan dar un paso al frente y apoyar con su abono, el Ávila habrá marcado el primer gol de la 2012/2013 antes de su inicio.

Volver a disputar la Copa del Rey, un grupo con cuatro capitales de provincia y otras localidades importantes como Aranda de Duero, Bembibre, Astorga, Villarralbo o Íscar y la seguridad, porque así viene siendo en los últimos tiempos, de que quien se enfunde la encarnada se dejará hasta su última gota de sudor por el Real Ávila deben ser razones suficientes para que con el apoyo de todos el sueño del ascenso se convierta en realidad. Yo me apunto, ¿y tú?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: